Instalaciones

Nuestras instalaciones

Nuestras instalaciones se encuentran en un entorno natural, donde llevar a cabo nuestro proyecto alejado del núcleo urbano a 3 klm, pasando todos los tramites burocráticos y ambientales para poder realizar dicha actividad.

Somos completamente autosuficientes y  sostenibles para el entorno, utilizando energías renovables e intentado que nuestro impacto en el entorno sea lo menos posible y si hay que sea para bien, hasta el color de las instalaciones está pensado para ser mimetizado en el entorno lo máximo posible y utilizando materiales lo mas sostenibles posibles y utilizando colores que ya  estén en el entorno, por ejemplo el color de nuestro edificios están pensados para que sean el color tierra del camino  y el color del pasto en verano.

Los tejados son oscuros para se mimeticen con las piedras de pizarra y granito que tenemos alrededor y desde lejos sea difícil localizarlos y no sean un  pegote rojo en mitad del campo.

En definitiva, nos sentimos afortunados de poder vivir y realizar nuestra actividad en este entorno por eso intentamos que nuestra huella  aquí sea lo mínimo posible.

Contamos con 20 chenniles, realizados con los materiales típicos de una casa y completamente aclimatados tanto para el frio como para el calor.

Cada uno tiene una dimensión de unos 10 m2, constan de dos ambientes, una de descanso donde colocar su cama y donde está el sistema de calefacción por suelo radiante, ellos están acostados en la zona radiada con lo cúal duermen a una temperatura optima aunque en el exterior haga mucho frio.

Para el verano dispones de un sistema de nebulización y ventiladores en todo el edificio con lo cual somos capaces de mantenerles una temperatura apropiada en las instalaciones, dependiendo del calor que haga fuera, estando a una media de 25 grados y días de olas de calor importantes tenerles las instalaciones a unos 28 o 29 grados contando que  fuera pueda haber 42 o 43 grados.

Todos los chenniles tienen instalación de bebederos automáticos, para que ningún momento pueda faltarles agua.

El parque o campo de recreo, tiene una superficie de 19.000 m2, en los cuales tenemos más de 200 árboles plantados por nosotros, no está constando su adaptación pero cada vez esta más cerca el objetivo que nos pusimos, tener nuestro propio bosque.

En el los perros pueden disfrutar de tener un espacio lo suficientemente amplio para poder salir y socializar sin tener la sensación de estar vallados y poder disfrutar de espacio sin estar pegados otros perros aunque estuvieran fuera todos nuestros residentes.

Ir al contenido